04 de mayo de 2022

FEDERALES O FEUDALES

Vivimos en una Argentina unitaria donde el esfuerzo de todos los argentinos se distribuye de manera injusta y la mayoría de los recursos quedan en el AMBA. El interior siempre es más caro; y las desventajas para productores, empresarios, trabajadores son visibles. Esta injusticia viene desde hace tiempo y Argentina no logra superarla. No es un planteo contra los vecinos de Buenos Aires, sino contra la mirada política de cierta dirigencia injusta.

Energía
Resulta urgente que el gobierno nacional aplique una política de equidad, para que todos los argentinos paguemos el mismo valor de la energía que en el AMBA. ¿Por qué de las 79 distribuidoras a las que CAMMESA les vende energía, a algunas les exige los pagos al día mientras que a otras no? ¿Por qué a EDENOR y EDESUR no les reclama su deuda? La Nación fija una tarifa baja a los usuarios de EDENOR y EDESUR y "consiente" que para financiar su operación, estas empresas privadas no le paguen a CAMMESA. De los $346 mil millones de deudas de distribuidoras eléctricas con CAMMESA al 17 de marzo, $140 mil millones (40%) correspondían a EDENOR y EDESUR. Si el gobierno nacional no exige el pago y refinancia y perdona con alguna moratoria encubierta las deudas de estas empresas, eso es un subsidio. Deuda que se "compensa" con el dinero del presupuesto nacional: con recursos de todos los argentinos. La prestataria cordobesa EPEC está al día, pagamos dos veces: nuestro consumo y al subsidiar al AMBA. 
En todo el país son los gobiernos provinciales los titulares del servicio eléctrico salvo en AMBA. Si la Nación se retira y transfiere su responsabilidad sobre el servicio de distribución eléctrico, entonces tanto CABA como Provincia de Buenos Aires (PBA) tendrían que decidir sobre las tarifas, subsidios e inversiones con sus propios recursos y presupuestos, como el resto de las provincias. 
Lo más justo y federal (acordado en el Consejo Federal de Energía y en el Pacto Fiscal) sería que la Nación se retire de la regulación de EDENOR y EDESUR para eliminar los privilegios del AMBA y transferir esas responsabilidades a CABA y PBA. 

Gas
En lo que hace al gas natural, hay que recordarle al Ente Nacional Regulador del Gas que en Córdoba el acceso al servicio de gas natural hoy se brinda gracias a una inversión provincial, con la construcción de 3 mil kilómetros de gasoductos troncales, que benefició a 230 localidades. Pero, pese a numerosos reclamos, seguimos esperando que la autoridad de aplicación compense lo que por ley nos corresponde: unos USD 1.000 millones invertidos. 
El gobierno nacional no logra explicar, resolver y acabar con las diferencias en el valor del GNC. Un taxista cordobés paga un 36% más que uno de CABA. Así todo, desde la Secretaría de Energía se empeñan en explicarnos que la Nación no discrimina a los cordobeses.

Agua
La empresa encargada de proveer agua potable y cloacas para la ciudad de Buenos Aires y 26 partidos del Conurbano Bonaerense, AySA, además de ser subsidiada acrecienta su déficit operativo mes a mes. Remitiéndonos al fallido proyecto de presupuesto nacional 2022, la sigla AySA figuraba 18 veces: siempre asociada a textos como "asistencia financiera", "transferencias", "se financiarán", "inversiones", "acceso y regularización de los servicios de agua y saneamiento", "crédito público", "garantizar acceso equitativo al agua", etcétera. Ese borrador de presupuesto preveía transferir a AySA $194 mil millones ($48 mil millones para gastos corrientes y $146 mil millones para inversiones de capital). Otra vez ¿con plata de quiénes hubiesen pagado todas esas asistencias?  La respuesta obvia: con el presupuesto nacional, todos los argentinos asistiendo y financiando obras en el AMBA para una empresa manejada por el Estado Nacional. 
Es hora de que Nación transfiera los servicios de agua y cloacas a los gobiernos de CABA y PBA, como propongo en un proyecto de Ley que presenté en el Senado. 

Transporte
Proponemos el concepto de boleto federal; no se trata de unificar un mismo importe sino de que el criterio de distribución de subsidios se establezca por ley, a través de parámetros objetivos, respetando el país federal y para que los ciudadanos de cada jurisdicción conserven el mismo estatus como usuarios. 
Cada vez más intendentes de grandes ciudades, sin importar el color político, se organizan junto a Córdoba para reclamar por sus derechos.

Existe una mirada feudal de la política y una mirada federal, como la que tenemos en Córdoba. No hay que caer en el error de quitar a uno para darle al otro. En un país justo, no puede ser arbitrario decidir a quién quitar y a quién ayudar. 
El reclamo cordobés es claro: queremos que por ley, y no por voluntad del gobierno de turno, se distribuyan los recursos que surgen del esfuerzo de todos.
En Córdoba, se distribuyen por ley sin importar el color político de quien gobierna cada municipio o comuna.
La política se mejora a través de la gestión de gobierno y con ello, la vida de la gente. Igualdad de oportunidades para las argentinas y los argentinos, vivan donde vivan.
Convencida de que de todo lo expresado refleja la Argentina que necesitamos, presenté en el Senado dos proyectos de ley: uno que impulsa la creación del "Programa federal de distribución equitativa de subsidios al transporte público de pasajeros"; y otro para transferir las prestatarias de agua y energía en AMBA: Aysa, Edenor y Edesur desde el Estado nacional a las jurisdicciones de CABA y PBA.
Porque como dice el gobernador Juan Schiaretti: "En Córdoba hablamos poco y hacemos mucho".